EL CABILDO ANALIZA SUSPENDER LAS RESTRICCIONES AL TRÁFICO EN LA GC-200 A PETICIÓN DEL AYUNTAMIENTO

Los técnicos de Carreteras del Cabildo de Gran Canaria analizan la posibilidad de suspender las restricciones al tráfico en la GC-200, a petición del Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás.
Hace unas semanas el alcalde, Tomás Pérez, solicitó a la institución insular que estudiara la posibilidad de levantar las restricciones al tráfico de bicicletas, vehículos de más de ocho metros, motos y peatones por la carretera del Norte ante la ausencia de lluvia y viento.
El regidor destaca la conveniencia de suspender las restricciones al tráfico mientras las condiciones meteorológicas lo permitan y no afecte a la seguridad de los conductores y pasajeros, por el impulso para la economía local que supone que turistas y aficionados a las motos lleguen al municipio por la carretera del Norte.
El consejero de Obras Públicas de la institución insular, Ángel Víctor Torres, confirmó estos términos este miércoles en una rueda de prensa para presentar el presupuesto de su departamento. Se está evaluando permitir el tráfico a todo tipo de vehículo "teniendo en cuenta que el invierno no termina de llegar y no habría problemas de inseguridad", señaló.
No obstante advirtió que en el caso de que la previsión meteorológica informe de la llegada de mal tiempo, volverían las restricciones y los cortes.

OCHO MILLONES PARA LA ALDEA
En el capítulo presupuestario, el consejero detalló que de los 12,5 millones de euros que se destinarán a subvenciones, ocho están dispuestos para la carretera entre Agaete y La Aldea de San Nicolás.
Al respecto, matizó que de esos 8 millones de euros para la carretera, 5 millones de euros son los comprometidos para el tramo entre El Risco y La Aldea, mientras que los 3 millones de euros restantes son para acondicionamiento y seguridad en la carretera entre Agaete y La Aldea.
Torres mostró su preocupación en cuanto a la tardanza en la formación de un nuevo Gobierno central, ya que esto implica "un retraso" en las obras de vías que pretenden que se incluyan en el nuevo convenio de carreteras que el Ejecutivo canario deberá negociar con el Estado.
En este, las actuaciones de la carretera entre Agaete y El Risco son "imprescindibles" porque la solución "no" son los mallados sino una nueva vía.